La vuelta de los Ojos del Guadiana

A los pies de los montes de Toledo, en los términos municipales de Villarrubia de los Ojos y Daimiel (Ciudad Real), donde se creía que nacía el Guadiana (considerándose actualmente la confluencia del río cigüela y río záncara como parte integrante de la cabecera del mismo) hace 3 décadas que no se produce un fenómeno conocido como los “Ojos del Guadiana“, producidos estos gracias a los altos niveles de agua en el acuífero 23 y unas capas de terreno permeables que permitía que aflorara agua a la superficie.

Alrededor del año 1984, debido sobretodo a la sobreexplotación del acuífero 23 (declarado como sobreexplotado en febrero de 1987) por parte de los aprovechamientos de regadío de la zona (implantados a mediados de los años 70) y unos periodos de grandes sequías (especialmente a mediados de los años 90) hicieron que estos “Ojos” desaparecieran por completo.

Actualmente, gracias a los actuales planes de recuperación por parte de la Confederación Hidrográfica del Guadiana (Plan Especial del Alto Guadiana – PEAG) y a las lluvias producidas durante desde los años 2009 y 2010 han recuperado al acuífero 23 cargándose de agua, encontrándose en niveles cercanos a los 12,5 metros por debajo del suelo (según el concejal de Agricultura del Ayuntamiento de Daimiel, Ramón Ruiz de la Hermosa), dejando ver de nuevo en las zonas más hondas del terreno permeable unas pequeñas lagunas formadas mediante emanaciones de agua desde el suelo por parte del referido acuífero, dando lugar 30 años más tarde a esos “Ojos del Guadiana”.

Anterior a estas resucitadoras lluvias se produjeron los “incendios subterráneos” de las turbas de esta “zona de ojos” y de las cercanas tablas de Daimiel, debidas a las altas temperaturas producidas por la descomposición de materias orgánicas y a la falta de agua, dejando el subsuelo calcinado, además de producirse los hundimientos en el terreno debidos al el peso de las capas altas de la tierra y la erosión por el agua de las capas calizas del subsuelo).

Esperemos que este periodo de lluvias se prolongue en el tiempo y que los consumos responsables del agua den como resultado el resurgimiento completo de estos “Ojos del Guadiana” olvidando fantasmas de sequías pasadas y atrayendo a un turismo que a buen seguro será bien acogido en la comarca (como ya se está produciendo en el Parque Natural de las Tablas de Daimiel).

Os dejo unos vídeos donde se puede observar los ojos del Guadiana y los hundimientos producidos el año pasado en Daimiel.

Anuncios

Publicado el 3 abril, 2011 en General. Añade a favoritos el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: